Salón de Peluquería

Barbareando es un refugio.

Una hogareña sala de estar con butacas, sofás, amplia mesa, espejos, plantas y coronas de flores, donde el ritual de ‘lavar, cortar, teñir o peinar’ es una caricia, un mimo, un guiño a la sencillez.

¿Recuerdas las emociones que te hacen sentir guapa? Una melena recién moldeada; el olor fresco de un buen champú; un recogido de noche; un pelo liso y brillante u otro alborotado por la mar. En esos instantes está la magia con la que Barbareando procura trabajar, así que preguntamos, escuchamos y aconsejamos a nuestras clientes para conseguir que ir a la peluquería sea sinónimo de armonía y bienestar.

Personalizamos la atención, usamos las mejores herramientas y aplicamos los mejores productos para adecuarlos a cada petición. Nuestro salón aspira a ser un encuentro entre elegancia, naturalidad y personalidad.

Nuestro Salón

La Habitación De La Novia