Novias

Creemos en las novias al natural, y eso significa que creemos en ti.

Barbareando trabaja con la certeza de que la naturalidad es lo auténtico y la autenticidad es diversa. Por eso, nos gustan los mechones caprichosos, los moños exquisitos, las melenas salvajes, la corona floral o el detalle original.

Nadie mejor que una sabe cómo brillar, así que cogemos tu madeja de sueños y tejemos belleza. Definimos sensibilidad. Trenzamos libertad. Y los mejores hilos siempre son tus inquietudes. Por eso, la tarea comienza con el primer encuentro en el que hablamos de preparativos, del vestido, de tus miedos y de tus deseos. Es la mejor manera de poder ofrecerte un buen asesoramiento. La excelencia requiere de ensayos, así que tendremos una prueba de dos horas donde analizaremos las diferentes propuestas que hemos ideado para ti. Iremos rizando ideas hasta lograr trabajos únicos.

Cuando llegue el día, puedes acudir a nuestra habitación de las novias. Un rincón especial de Barbareando. Un bosque animado donde podrás sentirte cómoda y bella; tomar un café caliente o una infusión relajante mientras te mimamos. Si lo prefieres, te ofrecemos el exclusivo servicio de boda a domicilio. Te acompañamos desde las primeras horas hasta el final, para estar en los mínimos detalles y en los últimos retoques de peinados, velos o tocados.

Nuestro mejor aval son nuestras novias que, más allá de flores de un día, se convierten en incondicionales.

Una boda no sólo es especial para la novia, sino también para los asistentes. En Barbareando nos gusta ayudaros a ser invitadas con luz propia. Más que perfectas, diferentes con luz propia.

Novias

Creemos en las novias al natural, y eso significa que creemos en ti.

Barbareando trabaja con la certeza de que la naturalidad es lo auténtico y la autenticidad es diversa. Por eso, nos gustan los mechones caprichosos, los moños exquisitos, las melenas salvajes, la corona floral o el detalle original.

Nadie mejor que una sabe cómo brillar, así que cogemos tu madeja de sueños y tejemos belleza. Definimos sensibilidad. Trenzamos libertad. Y los mejores hilos siempre son tus inquietudes. Por eso, la tarea comienza con el primer encuentro en el que hablamos de preparativos, del vestido, de tus miedos y de tus deseos. Es la mejor manera de poder ofrecerte un buen asesoramiento. La excelencia requiere de ensayos, así que tendremos una prueba de dos horas donde analizaremos las diferentes propuestas que hemos ideado para ti. Iremos rizando ideas hasta lograr trabajos únicos.

Cuando llegue el día, puedes acudir a nuestra habitación de las novias. Un rincón especial de Barbareando. Un bosque animado donde podrás sentirte cómoda y bella; tomar un café caliente o una infusión relajante mientras te mimamos. Si lo prefieres, te ofrecemos el exclusivo servicio de boda a domicilio. Te acompañamos desde las primeras horas hasta el final, para estar en los mínimos detalles y en los últimos retoques de peinados, velos o tocados.

Nuestro mejor aval son nuestras novias que, más allá de flores de un día, se convierten en incondicionales.

Una boda no sólo es especial para la novia, sino también para los asistentes. En Barbareando nos gusta ayudaros a ser invitadas con luz propia. Más que perfectas, diferentes con luz propia.

Novias

La Habitación De La Novia